Colombia: La esgrima rompe barreras sociales en Palmira

Colombia: La esgrima rompe barreras sociales en Palmira

439
0
Compartir

22 de noviembre de 2016 (Prensa Touché Latino).- La segregación social por cuenta de los ingresos económicos, son una realidad tan antipática como cotidiana.  La educación como derecho, tiene una función primordial: permitir la movilidad social y tener como objetivo que las personas tengan en la vida las mismas oportunidades pese a que provengan de entornos sociales diferenciados. Para hacer este objetivo más tangible, la esgrima colombiana vive una dinámica que favorece este objetivo.

En Palmira, una población del occidente colombiano, se está viviendo una evolución muy positiva en un Colegio ubicado en la zona más vulnerable, gracias a la visión de unos líderes empresariales regionales “Nuestra visión para el año 2020 es validar y consolidar un modelo integral para el mejoramiento de la calidad educativa, con resultados medibles, que nos permita replicarlo a través del apalancamiento de recursos externos a otras instituciones educativas públicas de Palmira y de comunidades donde Manuelita hace presencia” – Harold Eder, presidente de Manuelita.

El Club de esgrima de Hijos de la Universidad de los Andes (universidad que ha formado a los grandes dirigentes colombianos) han considerado que los adolescentes son las víctimas más vulnerables de la pobreza, pero también se constituyen el mayor recurso humano para el desarrollo, y fácilmente se convierten en los agentes claves del cambio social.  Pertenecer a un grupo social acosado por la incertidumbre sobre su futuro y sus oportunidades para la realización personal, pueden cambiar fácilmente cuando se interactúa con un grupo de chicos con una perspectiva diferente.

Por casi generación espontánea entre los equipos de esgrima de la Institución Educativa Antonio Lizarazo de Palmira y  el de Hijos de egresados de la Universidad de los Andes (chiquiandinos), ha surgido una amistad que trasciende lo deportivo, y que se ha convertido en un plan conjunto para mejorar la visión de vida. Y ante las magníficas perspectivas de este grupo, la Coach del campeón Olímpico Oscar Figueroa, Paula Andrea Reyes ha asumido un trabajo profesional de desarrollado deportivo y personal con este equipo.  

El próximo 28 de Diciembre estos chicos participaran en un importante torneo de espada, bajo una misma bandera, y su amistad se convierte no solo en la esperanza de una excelencia deportiva, sino también en la posibilidad de romper barreras sociales. Touché Editorial agradece al grupo Empresarial Manuelita, Uniandinos, la Alcaldia de Palmira y la Constructora Gamatelo…

 por hacer realidad iniciativas que hacen de nuestro mundo un lugar mejor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta